FIN DE SEMANA EN EL MAESTRAZGO. RUTA 2: POR LOS PUEBLOS MÁS SORPRENDENTES

Molinos, Dos Torres de Mercader, Las Cuevas de Cañart, Puente Natural de Fonseca y Castellote

Acueducto de los Gigantes, Castellote

Soy una entusiasta de los viajes y una enamorada de todo Aragón, pero hay un territorio que me ha robado el corazón: el Maestrazgo turolense. No se si es esa capacidad de sorprender, esa sensación de territorio aún por descubrir o esa mezcla de patrimonio y paisaje, pero si tuviera que perderme en una zona de Aragón, sería esta.

El asentar nuestra caravana en Aliaga, a las puertas de esta comarca y de momento sin fecha de partida, nos ha brindado la posibilidad de ir conociendo este territorio sin las prisas que imponen los viajes cortos.

El Maestrazgo es para vivirlo mas que para visitarlo, pero se que no siempre tenemos el tiempo suficiente, por ello, he creado 4 rutas que irán viendo la luz poco a poco. Están pensadas para moverse en coche o moto y para hacerse en un fin de semana o un puente de tres días o cuatro días. El eje conductor son sus pueblos, pero he añadido alguno de los itinerarios senderistas más atractivos de cada zona para disfrutar de este territorio de una forma más completa.

No voy a dar mil datos histórico-artísticos, hay muchas publicaciones autorizadas donde consultarlos. Yo te voy a contar lo que considero que no puedes perderte y lo que a mí me ha cautivado. Mi intención es que desees acercarte pronto al Maestrazgo o volver, si ya estuviste.

La ruta 2 por el Maestrazgo explora el norte de la comarca, donde encontramos dos pueblos conocidos, Molinos y Castellote, y otros que no lo son tanto, pero que nos van a sorprender. Junto a ellos, parajes naturales de una belleza extraordinaria que han merecido el calificativo de «Monumentos Naturales».

  1. Molinos
  2. Dos Torres de Mercader
  3. Cuevas de Cañart
  4. Puente Natural de Fonseca (Ladruñán y La Algecira)
  5. Castellote

MOLINOS

Plaza Mayor de Molinos

Nuestra ruta comienza por esta localidad que nos recibe con el Barranco y el Salto de San Nicolás, una impresionante cascada de 30 m. que podemos salvar gracias a un puente.

Salto de San Nicolás

En un momento nos adentramos en el pueblo y nos encontramos con sus dos plazas porticadas y contiguas, la del Ayuntamiento y la Plaza Mayor.

El edificio del Ayuntamiento es un edificio de finales del siglo XVI y en él llama la atención su alero, ¿encuentras tu signo del zodiaco?

A su lado, la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves (s. XV), con sus dos portadas.

Si seguimos hacia la parte alta del pueblo veremos la Torre-campanario o del Reloj.

Otra posibilidad es visitar el Museo de Molinos, situado en la Plaza Mayor, 1. Para hacerlo es necesario concertar visita llamando al teléfono del Ayuntamiento 978 849 085.

En este museo se explica el carácter, la historia y el entorno en que se desarrolla la vida, de las gentes de Molinos. Se divide en tres salas: En la sala de Ecosistemas se muestra como la variedad de altitudes, orientaciones y abrigos, que ofrece el relieve de Molinos, se aprovecha para diversos cultivos adaptados a distintos climas. Además, conoceremos otros elementos geológicos, la fauna y la flora y el más singular tesoro de Molinos, las Grutas de Cristal. En la sala de Paleontología, veremos la mandíbula de Homo Sapiens conocida como “El hombre de Molinos” que es el resto fósil de homínido más antiguo hallado en Aragón.
Por último, en la sala de Exposiciones Eleuterio Blasco Ferrer, aneja al ayuntamiento, se muestra la colección de obras del escultor que le da nombre. Blasco fue un forjador del arte, un escultor de vanguardia que triunfó en París pero que nunca olvidó sus orígenes. Hoy sus obras se reparten en colecciones de todo el mundo, pero algunas de sus mejores piezas se pueden ver en Molinos.
En la misma sala se expone, en un agradable mirador, la obra de cinco artistas (AGU-A-RTE), relacionada con el Mât, monolito ubicado en la plaza, y con el entorno del pueblo.

museovirtualmaestrazgo.com

Se que acabamos de empezar el viaje, pero una opción interesante es tomarse algo en alguna de las terrazas de la plaza. Hemos estado en Molinos en varias épocas y siempre las hemos encontrado abiertas, cosa que no siempre ocurre por estos pueblos tan pequeños, aprovecha.

Molinos

Grutas de Cristal en Molinos

Es imposible marchar de Molinos sin visitar su gran tesoro, las Grutas de Cristal, uno de los cuatro Monumentos Naturales de Aragón que alberga el Maestrazgo.

Se trata de un gran conjunto de cavidades con unas preciosas formaciones que te dejarán con la boca abierta. En sus dos salas, la Sala de los Cristales y la Sala Marina, podrás admirar maravillosas estalactitas, estalagmitas, columnas, cortinas, etc.

En las escaleras de subida de acceso a la cueva se ubica La línea del Tiempo. Recorriéndola comprendemos que la Tierra ha invertido millones de años en crear la maravilla geológica que vamos a descubrir.

Se encuentran a tan sólo 3,8 km. de la localidad y podemos ir en coche ya que tienen un amplio parking. Su visita se hace con guía y es necesario consultar los días de apertura y los horarios, porque cambian según época y días de la semana. Además, si tu plan es ir un día muy señalado, te recomendaría reservar antes tu entrada, estamos ante uno de los lugares más visitados del Maestrazgo.

Consulta todo esto en su web oficial grutasdecristal.com

Preparados para visitar las Grutas de Cristal de Molinos

Ahora, ponemos rumbo a Castellote y sus pedanías.

En esta zona se produce un hecho especial en cuanto a su organización territorial y administrativa. El término municipal de Castellote comprende, además de su núcleo central de Castellote, los barrios de Abenfigo y Las Planas de Castellote, los antiguos términos de Luco de Bordón, Dos Torres de Mercader, Ladruñán y la Entidad Local Menor de Las Cuevas de Cañart.

DOS TORRES DE MERCADER

Plaza Mayor de Dos Torres de Mercader

A la entrada tienes un enorme parking donde dejar el coche. Junto a él, su pequeña Plaza Mayor, donde encontramos el antiguo Ayuntamiento con su tradicional lonja y la Iglesia parroquial de San Abdón y San Senén.

Damos un paseo por el pueblo y, a pesar de lo pequeñito que es, hay un plano de cerámica en el muro lateral izquierdo del ayuntamiento que te señalará los puntos más importantes. Acércate el lavadero, es uno de los más bonitos y coquetos del Maestrazgo.

En Dos Torres de Mercader apenas viven 20 personas de forma permanente, pero nos consta que estos vecinos y los descendientes del pueblo son «peleones» y han hecho un esfuerzo para conservar su patrimonio, aumentar el bienestar de sus habitantes y luchar contra la despoblación.

La Asociación Amigos Dos Torres de Mercader ya recuperaron hace años los objetos de su antigua escuela. Posteriormente llevaron a cabo la limpieza de senderos y de trincheras de la Guerra Civil en la zona.

Su última iniciativa ha sido recopilar objetos antiguos que los vecinos guardaban en sus casas y que forman parte del legado de la Guerra Civil. Unas 300 piezas entre las que hay restos personales, como utensilios de cocina, sartenes que abandonaron los soldados, mantas, latas de conservas, cajas de Juanolas o tubos de dentífrico.

El día que estuvimos no pudimos disfrutar de todo ello, pero está entre nuestros planes próximos y te lo contaremos.

Rutas senderistas en Dos Torres de Mercader: Paraje Los Baños

Pasarelas metálicas en el Paraje Los Baños Dos Torres de Mercader

Ha llegado el momento de darse el primer paseíto del día por la naturaleza y lo haremos sin alejarnos mucho del pueblo.

Partiendo de las calles Dos Torres de Mercader, podemos hacer esta sencilla ruta que nos lleva a conocer un paraje natural tan hermoso como desconocido.

La distancia total es de algo menos de 4 kilómetros ida y vuelta, que podemos hacer tranquilamente en 1 hora y media (sin paradas). Tienes todos los detalles a través de este enlace en el artículo Los Baños en Dos Torres de Mercader. Pequeña ruta senderista para conocer un gran paraje.

CUEVAS DE CAÑART

En Cuevas de Cañart encontramos uno de los conjuntos arquitectónicos más destacados de la comarca, por lo que fue declarado Bien de Interés Cultural en 2004. Vamos a conocerlo.

Ya en el inicio de nuestro paseo llama la atención un enorme edificio a nuestra derecha, se trata del Convento de las Concepcionistas Franciscanas, donde se conservan la Iglesia y las dependencias conventuales.

Buscando información sobre este edificio, descubro apenada que en diciembre de 2021 entró en la «lista roja» del patrimonio amenazado de la asociación Hispania Nostra.

El monasterio, del siglo XVII, fue abandonado por las religiosas en 1981 y pasó entonces a manos de particulares, salvo la iglesia, que es propiedad del Obispado de Teruel.

El monasterio solo se usa parcialmente como corral de ganado y residencia privada. Las obras de mantenimiento son, según Hispania Nostra, «insuficientes» para conservar el inmueble, que correr «riesgo» de derrumbamientoLos intentos de vender el inmueble han fracasado. Pero la antigua iglesia conventual está todavía peor y «corre grave peligro» debido a los boquetes que se han abierto en la cubierta por falta de conservación.

Heraldo de Aragón
Callejeando por Cuevas de Cañart. Convento de las Concepcionistas Franciscanas al fondo.

En cuanto nos adentramos en sus calles, nos topamos con la Ermita de San Blas, que hoy funciona como oficina de turismo y el Centro de Interpretación del patrimonio.

El paseo nos lleva a su preciosa Plaza mayor, donde destacan la Iglesia de San Pedro Apóstol, de la segunda mitad del XVIII, y algunas casas señoriales como la Casa Arellano y la Casa Moliner. Saliendo por la callecita a la izquierda de la fachada de la iglesia, daremos con otra pequeña plaza donde está el Ayuntamiento, con su lonja de arcos rebajados.

Plaza Mayor

Siguiendo calle mayor arriba llegaremos a otro hermoso rincón, el pasadizo gótico. Junto a él, el antiguo horno y, un poco más allá, los arcos del barrio judío.

También podemos subir a la Ermita de los Poyos y los restos del Castillo, ver la Capilla del Pilar, concebida a modo de gran hornacina, y el Portal de Marzo, único resto conservado del recinto murado.

No dejes de callejear por Cuevas de Cañart, darás con rincones verdaderamente bonitos.

Por último, hay una zona que personalmente me encanta, está al final del pueblo, saliendo por sus últimas calles. En ella encontramos la Fuente de San Juan y el Lavadero y, junto a ellos, el llamado Barranco del Cabezudo, con un pequeño riachuelo que se precipita en forma de cascadas. Es un lugar fresco, sombrío y precioso donde poder reponer fuerzas, incluso hay una mesa con bancos.

Junto a la zona, hay una trilladora antigua que es una maravilla y que hizo las delicias de Ismael.

Antigua lavadero y zona de recreo

Junto a la zona, otro de los atractivos de Cuevas de Cañart, el Convento de los monjes Servitas.

Este convento, como tantos otros, resultó afectado por la Desamortización de Mendizábal de 1836 y las Guerras Carlistas provocando la ruina del inmueble y la dispersión de sus bienes muebles. De él, sólo quedan las ruinas de la iglesia. Hasta hace pocos años se podía acceder a su interior y era un lugar con una magia especial pero que, por otra parte, corría peligro de desaparecer.

Según pudimos ver, se ha consolidado su estructura y se ha musealizado, pero no tengo más información sobre sus días y horarios de visita. Imagino que se incluirá en las visitas guiadas que se ofrecen en temporada de verano.

La web del Ayuntamiento de Cuevas de Cañart informa que estas visitas se hacen entre octubre y marzo, sábados a las 16.00 y los domingos a las 11, pero es recomendable siempre buscar información actualizada en la web del ayuntamiento o en la web de Turismo del Maestrazgo

Convento de los monjes Servitas

Retomamos la ruta por el norte del Maestrazgo y ¿estás preparado? nuestro siguiente destino es uno de los parajes naturales más espectaculares que visitar en Aragón

PUENTE NATURAL DE FONSECA (Ladruñán y La Algecira)

Si hay una excursión que no te puedes perder por la zona es la ruta senderista que te llevará al Puente de Fonseca, uno de los parajes naturales más bellos de Aragón.

Es un recorrido fácil, perfecto para hacer en familia. Si te apetece puedes conocer todos los detalles en este artículo Ruta senderista al Puente de Fonseca. Excursión a uno de los Monumentos Naturales del Maestrazgo.

En alguno de los recorridos por esta parte del Maestrazgo, pasarás junto al Embalse de Santolea.

Santolea es un embalse histórico construido en una localización de alto interés geológico, paleontológico y paisajístico. Fue levantado en los años treinta, reconstruido en los setenta y, actualmente, se encuentra inmerso en un proyecto de recrecimiento.

CASTELLOTE

Vista de Castellote

Con un casco histórico declarado Conjunto Histórico Artístico, llegamos a uno de los imprescindibles de esta ruta por la parte norte del Maestrazgo.

Para entrar al pueblo hay que atravesar el Túnel de Castellote y, justo antes de hacerlo, ya te das cuenta de su espectacular emplazamiento además de tener las primeras vistas del barranco del Llovedor.

El camino en coche al Llovedor está unos metros antes de atravesar el túnel, en un desvío a la derecha que pronto se vuelve camino y que lleva a una zona de aparcamiento. Desde ahí puedes empezar una fuerte subida a pie que te llevará hasta la Ermita del siglo XVIII.

Lo más curioso es su emplazamiento, junto a una ladera de un monte por el que se filtra agua constantemente, dando la sensación de que siempre llueve. El agua se recoge en una especie de estanque.

Te recomiendo empezar el paseo por el pueblo por la Plaza de la Virgen del Agua. En ella se encuentra el Torreón Templario, de obligada visita. Además, en él se encuentra Rita, la guía de la localidad. Ella os invitará a adentraros en la historia del Torreón pero, además, os dará consejos sobre qué ver en el pueblo y alrededores, una de esas personas con las que es una suerte que cuenten estos pueblos, encantadora y profesional.

Junto al Torreón Templario, la Iglesia de la Virgen del Agua está abierta.

Plaza de la Virgen del Agua, con el Torreón Templario

En la actualidad, al estar en verano, el Torreón Templario abre de miércoles a domingo de 10 a 14 h y de 16 a 19 h. Desde él se ofrecen visitas guiadas esos mismos días a las 11 h, por lo que, si llegas a esa hora puede que encuentres un cartel en la puerta advirtiendo que se está realizando la visita. Lo mejor es organizarse y llegar para sumarse a ella, eso sí, es aconsejable reservar antes en el 676174400 o en el correo electrónico torreontemplariocastellote1308@gmail.com También puedes encontrar información en su cuenta de Instagram @torreontemplario

Si visitas el Maestrazgo en verano, Semana Santa o fines de semana es probable que encuentres abiertos este tipo de equipamientos turísticos, pero, si lo haces fuera de estas fechas, será mas difícil. Aunque sería lo ideal, son pueblos pequeños a los que a veces les cuenta mantener activos estos servicios permanentemente. Mi consejo es que sigas sus redes sociales, mi experiencia me dice que, por lo general, es el medio donde puedes encontrar una información más actualizada hoy en día.

Callejear por Castellote es una delicia, en tu paseo encontrarás el Abrevadero «Dama de las sargantanas» (no olvides buscar las sargantanas o lagartijas para los no aragoneses), el Ayuntamiento y las Cuatro Esquinas, sus lavaderos, sus casas nobles y su Iglesia de San Miguel.

Iglesia de San Miguel, Castellote

Ruta senderista en Castellote: subida al Castillo Templario y Acueducto de los Gigantes

Subida al Castillo Templario

Un recorrido muy recomendable es el ascenso al castillo y posterior bajada al antiguo acueducto, con vistas de nuevo al LLovedor.

El trayecto que yo te propongo es parte del Sendero Turístico de Aragón PR-TE 53 – Vuelta a la Atalaya y Castillo de Castellote (de 7´4 km), por lo que en el recorrido verás las marcas amarillas y blancas. Nuestro paseo es mucho más corto, circular y se puede hacer tranquilamente en 1 hora.

Para empezar, dirígete a la Iglesia de San Miguel; en su parte alta encontrarás la primeras señalizaciones que, por un camino empedrado te llevarán en constante ascenso hasta las puertas del castillo. Aunque la subida es considerable, el camino está muy bien.

Desde lo alto las vistas son espectaculares, con el pueblo a un lado y el imponente barranco por el otro.

Vistas de Castellote en el ascenso al castillo templario

Del Castillo Templario sorprende la amplitud del recinto y la cantidad y buena conservación de los restos, que puedes recorrer a tu antojo porque no tiene puerta.

Paseando por los restos del Castillo Templario de Castellote

Desde aquí, en una imagen realmente sorprendente, ya divisamos nuestro próximo objetivo: el Acueducto de las Lomas o de los Gigantes. Tenemos dos formas de llegar hasta él, una es espectacular pero no apta para todos y la otra mucho más cómoda y accesible ¿Adivinas cuál tomamos nosotros?

Efectivamente, nosotros optamos por la senda que parte a pocos metros del castillo en un descenso vertiginoso y que nos ofrece unas vistas alucinantes del acueducto. Coge esta opción si llevas un buen calzado y estás ágil y acostumbrado a andar por el monte, te encantará.

Descenso al Acueducto de los Gigantes desde el Castillo

Si quieres llegar de forma cómoda a los pies del acueducto, lo que debes hacer es volver a la puerta del Castillo y bajar un tramo por el mismo camino por el que habías subido. Verás un cruce perfectamente señalizado que te indica la otra forma de llegar junto al acueducto.

El acueducto es una construcción realmente sorprendente. Posiblemente de origen medieval, sirvió para llevar agua a la villa desde el manantial del Llovedor.

La senda transcurre junto a los once arcos de mampostería y finalmente pasa bajo el último de ellos, conocido como el Puente del Gigante, que salva el barranco.

El camino continúa y, tras ir ascendiendo, nos ofrece una nueva imagen impactante (y llevamos varias hoy) del Llovedor y su Ermita y, con un poco de suerte, el espectacular vuelo de los buitres sobre el barranco.

Puedes llegar hasta el ella siguiendo la senda que la marca o regresar a Castellote por otro camino también indicado.

Nosotros nos marchamos ya de Castellote, pero la localidad tiene otra propuesta muy a tener en cuenta, sobre todo si vas con niños, el Bosque Pétreo, una de las sedes de Dinópolis.

La posición de los continentes no ha sido siempre la misma, ya que ha variado mucho a lo largo de millones de años.

La Paleogeografía desvelará en este centro los misterios que la Tierra ha ocultado durante millones de años y verás cómo dinosaurios y mamíferos convivieron en Castellote hace 125 millones de años.

Además, te mostraremos un bosque carbonífero, fósiles de yacimientos cercanos al centro y espectaculares audiovisuales.

Bosque Pétreo
A %d blogueros les gusta esto: