RUTA SENDERISTA AL PUENTE DE FONSECA

Excursión a uno de los Monumentos Naturales del Maestrazgo

Hoy os llevo al Puente de Fonseca, a uno de los parajes naturales más especiales que se pueden visitar en Aragón; esto no es sólo una apreciación mía, es algo reconocido al ser declarado Monumento Natural en 2006.

En España, junto con los parques naturales y reservas naturales, los monumentos naturales constituyen un tipo de figura de protección ambiental y señalan aquellos lugares que tienen un singular valor paisajístico.

La Comarca del Maestrazgo cuenta con cuatro Monumentos Naturales: las Grutas de Cristal de Molinos, el Puente de Fonseca, el Nacimiento del río Pitarque y los Órganos de Montoro. La finalidad de este título es conservar aquellos lugares más singulares y valiosos de nuestra geografía y contribuir a un desarrollo sostenible de la zona.

Como veis, la ruta promete, pero es que, además, es una excursión fácil, perfecta para hacer en familia y se encuentra en una zona llena de pueblos y paisajes alucinantes. Tienes el recorrido completo por la zona en Fin de semana en el Maestrazgo. Ruta 2: Por los pueblos más sorprendentes.

  1. ¿Cómo llegar al Puente Natural de Fonseca?
  2. La ruta al Puente Natural de Fonseca
  3. ¿Cómo se formó el Puente Natural de Fonseca?
  4. ¿Cómo es la vegetación del Puente Natural de Fonseca?
  5. ¿Por qué es tan especial el Puente Natural de Fonseca?

¿Cómo llegar al Puente Natural de Fonseca?

Para iniciar la ruta debes dirigirte en coche hasta la localidad de Ladruñán, pequeña pedanía de Castellote, con apenas 50 habitantes repartidos entre el núcleo urbano y sus pequeños barrios y masías de La Algecira, Crespol, el Higueral y Latonar.

Unos metros antes de llegar a la localidad, verás la señal que te indica La Algecira, tómala y sigue en coche por la estrecha carretera.

A unos cinco minutos, aparecerá a tu izquierda la imagen de La Algecira. Siguiendo unos metros más adelante encontrarás un desvío que te señala el parking del Puente de Fonseca.

La Algecira desde la carretera de acceso al Parking del Puente de Fonseca

Este último tramo es por pista pero, a pesar de su estrechez, está en buen estado y en un par de minutos nos lleva al Parking Gratuito del Puente Natural Fonseca, junto al río Guadalope. Llegar en coche de La Algecira hasta aquí sólo nos ha llevado unos 10 minutos.

Curiosamente, nos encontramos con otra señal que indica «Sendero al Puente de Fonseca con vehículo» y otro en el que pone «No recomendada para turismos». Poco os puedo decir de esta opción que quizá está habilitada para personas con dificultad de movilidad, no lo se. Nosotros hemos venido a andar, así que nos disponemos a ello.

Parking gratuito Puente Natural de Fonseca

La ruta al Puente Natura de Fonseca

Como verás al aparcar, una serie de carteles nos dan recomendaciones sobre el sendero, información sobre el puente natural y el sentido para empezar la marcha.

El sendero es el ST-TE 31 (Ladruñán – Puente de Fonseca) y se indica que la distancia dedse aquí es 3,9 km y el tiempo 1 hora y 5 minutos (sólo ida) . El camino no tiene desniveles y se puede hacer con niños.

La orientación es sencillísima; iremos remontando el río Guadalope, que transcurrirá siempre a nuestra izquierda, unas veces caminaremos literalmente junto a él, otras nos alejaremos un poco y lo veremos desde lo alto, pero sentiremos que siempre está ahí.

Al inicio, el paseo transcurre por un frondoso bosque de ribera.

En el recorrido nos encontraremos con una presa y veremos encaramados en la ladera los restos de la Masía del Latonar, que nos recuerda que hace años aquí vivían algunas familias y trabajaban de los campos de cultivo que se desarrollaban en bancales.

El paisaje es maravilloso, con el sendero discurriendo por las laderas de las hoces labradas por el río. Un cartel nos avisa que estamos entrando en la zona protegida de un monumento natural.

Avanzando hacia el Puente de Fonseca

Continuando río arriba, se llega a la Masía Fonseca, abandonada ya hace muchos años. Un panel nos explica que en otra época fue una fábrica de mantas, de la que hoy sólo quedan unos muros derruidos.

Estas ruinas son testigo de una época donde había iniciativas industriales importantes en el Maestrazgo y la población era mucho más abundante en el medio rural. No se tienen datos exactos de cuándo cerró la fábrica, pero se sabe que cuando la central eléctrica se inauguró en 1.902, ya no funcionaba.

La lana se traía en burros hasta la fábrica y estos mismos burros se cargaban con las mantas, 20 con destino a Valencia y 20 con destino a Madrid. Esta fábrica era en realidad un batán, por lo que también llegó a ser utilizada para fabricar papel de estraza. El suministro de agua se tomaba de la Fuente del Higueral y de la acequia de la Fuente de Fonseca, pues resultaba más sencillo que tomarla del propio río.

Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón
Restos de la fábrica de mantas

Casi estamos llegando, las últimas señales nos marcan la dirección y, aunque aún no nos demos cuenta, en un momento estamos atravesando el Puente Natural por su parte de arriba.

Un panel interpretativo nos ayudan a entender cómo se formó y nos habla de la vegetación. Es el punto perfecto para admirar la maravilla natural que tenemos ante nosotros y entender su grandeza.

Vista del Puente Natural desde los últimos paneles interpretativos

¿Cómo se formó el Puente Natural de Fonseca?

Con el transcurso del tiempo los ríos modifican su cauce por efecto de la erosión y el transporte de los materiales. En principio, el cauce del río pasaba por encima de la toba, pero en un momento dado el perfil del río cambió y el agua ya no pudo pasar por encima. Entonces comenzó a erosionar la roca de tal forma que se abrió paso a través de ella y, con el paso del tiempo, llegó a formarse el túnel por el que pasa el río. Nos encontramos ante un puente de origen natural.

Esta es una formación fluvio-cárstica, en concreto, una toba o edificio travertínico generado por el río Guadalope que al atravesarlo ha originado un túnel por el que actualmente discurre el agua.

Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón

¿Cómo es la vegetación del Puente Natural de Fonseca?

En torno al Puente Natural de Fonseca se generan unas condiciones de humedad que crean un microclima y que hace que crezcan especies vegetales poco habituales en la provincia y que, de repente, te dan la sensación de haber viajado a otras latitudes.

Llama la atención una hierbecilla que tapiza todo el interior de la cavidad, colgando ligeramente, es el culantrillo de pozo.

El culantrillo de pozo es una delicada hierbecilla perteneciente al grupo de los helechos que se cría en pozos, lugares sombríos y zonas de goteo junto con los musgos, como ocurre en el Puente Natural de Fonseca.

Tiene distintas aplicaciones curativas y medicinales, según las zonas: diuréticas, abortivas, regulativas de la menstruación y curativas de la bronquitis. Su nombre científico-proviene del griego adianton, que hace referencia a que esta planta permanece siempre enjuta, sin empaparse, aun cuando recibe las salpicaduras del agua. La denominación capillus-veneris alude al parecido de sus tallos con los cabellos de la diosa Venus.

Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón
Puente Natural de Fonseca

¿Por qué es tan especial el Puente Natural de Fonseca?

Quizás para responder a esto tendría que esperar a que lo visitaras, lo que yo te puedo decir es que sentí estar en un lugar único, un paraje donde la roca, el agua y la vegetación forman un paisaje bellísimo.

El momento más bonito de la ruta es recorrer el pequeño tramo de sendero que queda tras los paneles y que nos lleva a la parte baja del Puente Natural de Fonseca, junto al cauce del río.

Intenta visitarlo en primavera, tras época de lluvias, nosotros lo hicimos así y, como puedes ver por las fotos, estaba espectacular, con agua en abundancia y la vegetación exuberante.

Otro consejo es que lo hagáis por la tarde, es el momento en el que el sol incide en él con esa luz tan especial del atardecer, creando efectos como un pequeño arcoíris que se formó sobre la cascada. El único inconveniente de hacer la ruta por la tarde es que tendrás que hacer la parte del camino más despejada de vegetación a pleno sol, no olvides protegerte porque vale la pena. Ten en cuenta también la hora en que anochece para hacer el camino de regreso.

A %d blogueros les gusta esto: