CÓMO VISITAR EL JARDÍN DE CACTUS DE LANZAROTE DE UNA FORMA DIFERENTE

Experiencia Insólita en el Jardín de Cactus

Lanzarote es un isla bellísima, de paisajes únicos y mil lugares por descubrir. Entre todos ellos, hay unos enclaves que nadie quiere perderse y donde todos los turistas coincidimos en algún momento: los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote (CACT Lanzarote).

En ellos es donde es más visible el legado de César Manrique y, sin su obra, es imposible imaginar hoy en día la isla. El amor que sentía por su tierra definió cada una de sus creaciones y en todas ellas buscó el diálogo respetuoso entre arquitectura y naturaleza.

El Jardín de Cactus es la última gran obra de César Manrique en Lanzarote, una creación que acoge alrededor de 4.500 ejemplares de cactus de unas 500 especies procedentes de los cinco continentes.

Hoy te cuento mi vivencia visitándolo de una forma distinta y al alcance de todos: la conocida como Experiencia Insólita.

  1. Los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote
  2. Qué ver en el Jardín de Cactus de Lanzarote
  3. Cómo visitar los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote
  4. Las Experiencias Insólitas de los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote
  5. Experiencia Insólita en el Jardín de Cactus de Lanzarote

Los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote

En los Centros de Arte y Cultura de Lanzarote, César Manrique combinó a la perfección arte y naturaleza bajo un modelo de intervención basado en la sostenibilidad. Todos ellos se integran perfectamente en la naturaleza volcánica de la isla y son visita obligada si quieres conocer la verdadera esencia de Lanzarote. Estos son:

Los Jameos del Agua

Inaugurado en 1968, fue el primer Centro de Arte y Cultura creado por César Manrique y el que tardó más años en terminar. El artista lanzaroteño, para asombro de muchos de sus coetáneos, vio grandes posibilidades artísticas de un espacio subterráneo que apenas había sido usado como merendero y que estaba en mal estado de conservación

Al igual que la Cueva de los Verdes, los Jameos del Agua tiene origen tras la erupción del Volcán de la Corona. La palabra “jameo” es de origen guanche, y hace referencia al agujero que se produce como consecuencia del hundimiento del techo de un tubo volcánico.

César Manrique supo transformar el espacio natural originado en el interior del túnel volcánico, modelar el basalto y realzar aún más su belleza: un restaurante, un auditorio natural con capacidad para 550 personas, una laguna cristalina de 7 metros de profundidad, una piscina y su jardín,… son sólo alguno de los elementos que os vais a encontrar en Jameos del Agua.

Cueva de los Verdes

Su visita nos brinda la posibilidad de hacer un recorrido guiado por uno de los túneles volcánicos más extraordinarios del mundo. El tramo visitable es de 1 km. y nos permite disfrutar de sus túneles, galerías superpuestas, bóvedas naturales y alguna fascinante sorpresa más.

En los años 60 el Cabildo de Lanzarote encargó la adecuación de la cueva a Jesús Soto. El artista respetó el entorno natural y se limitó a acondicionar el sendero, introducir luz y sonido ambiental consiguiendo una atmósfera perfecta para disfrutar de la belleza del lugar.

Mirador del Río

Situado en lo alto del Risco de Famara, a 500 m. de altura, ofrece una de las vistas panorámicas más espectaculares de Lanzarote: el Archipiélago Chinijo, con La Graciosa en primer plano.

Inaugurado en los años 70, Cesar Manrique contó aquí con la colaboración de Eduardo Cáceres y Jesús Soto. Sin duda es una de las obras más representativas del artista, donde se comprende a la perfección la integración armónica de arte y naturaleza.

Montañas de Fuego – Timanfaya

Impresionado por la belleza volcánica resultado de las erupciones de los siglos XVIII y XIX, César Manrique ideó un recorrido en guagua de unos 14 km por el núcleo principal del Parque Nacional de Timanfaya. Un espectáculo de cráteres, coladas de lava y malpaíses contado desde un autobús.

Además, Manrique diseñó el restaurante El Diablo, absolutamente integrado en el entorno y donde degustar carne cocinada en un horno con el calor de los volcanes. Junto a él, se hacen demostraciones geotérmicas que nos recuerdan la inmensa energía calorífica que persiste bajo nuestros pies.

Casa Museo del Campesino

Fue diseñada por César Manrique para homenajear y reconocer el esfuerzo de los campesinos de Lanzarote.

Construcciones inspiradas en la arquitectura tradicional de Lanzarote que te acercan a agricultura, ganadería y gastronomía de la isla. La artesanía está representada en la Plaza de los Artesanos, construida sobre una gruta volcánica que se usó como cantera, y donde aprender mucho sobre diferentes técnicas tradicionales.

El Monumento a la Fecundidad, creado por César Manrique junto con el maestro Jesús Soto, es un magnífico ejemplo de escultura de vanguardia y símbolo de la isla.

Castillo de San José

Una construcción defensiva que el artista acondicionó para albergar el Museo Internacional de Arte Contemporáneo, MIAC. Se inauguró en 1976, siendo el primer museo de arte contemporáneo de las Islas Canarias.

El museo se complementa con un restaurante con estructura semicircular acristalada que ofrece impresionantes vistas de la bahía.

Jardín de Cactus

Creado por Cesar Manrique sobre una antigua rofera (cantera de extracción de tierra volcánica) que se usaba como vertedero agrícola, hoy es uno de los jardines de cactus más importantes y bellos del mundo.

Qué ver en el Jardín de Cactus de Lanzarote

El Jardín de Cactus está en Guatiza, en el nordeste de Lanzarote, en una zona de cultivo de tuneras (chumberas o nopales en la Península) cuyos campos verás en los alrededores.

César Manrique tenía un talento especial para vislumbrar las posibilidades que tenían los espacios. Un día, recorriendo una cantera abandonada cerca de un antiguo molino, observó que en ese lugar concurrían dos de los aspectos que más valoraba: el valor paisajístico y la posibilidad de recuperar un paraje que estaba degradado. En ese lugar el artista imaginó un jardín, el Jardín de Cactus.

El proyecto para realizarlo se comenzó a gestar en los años sesenta. En 1973 se rehabilitó el molino que corona el recinto, pero por distintos motivos los trabajos se fueron retrasando hasta que, a finales de la década de 1980, la construcción se aceleró y el Cabildo de Lanzarote pudo inaugurarlo en 1990.

Imagen del Jardín de Cactus desde el molino con Guatiza al fondo

Como ocurre con todos los CACT de Lanzarote, la experiencia de la visita al Jardín de Cactus comienza ya en el exterior, donde te recibe una enorme escultura metálica que representa un enorme cactus con cientos de púas.

Al atravesar los muros de piedra volcánica, encontramos la recepción. La disposición de la entrada nos impide ver la obra por completo y, sólo cuando giramos por un estrecho pasillo, aparece ante nuestros ojos la imagen del Jardín competo, Manrique demuestra así sus dotes de escenógrafo.

Desde un punto de vista alto contemplamos por primera vez el Jardín, un espacio lleno de vivos colores y con varios elementos que llaman nuestra atención: un molino, bancales, monolitos de piedra volcánica, parterres, estanques y, sobre todo cactus. Sorprendentemente, todo ello forma un conjunto maravilloso.

Primera imagen del Jardín de Cactus tas atravesar la recepción

Los tonos rojos negros y pardos de la tierra volcánica contrastan con el verdor de la flora, aunque los elementos pétreos más llamativos son unos monolitos basálticos que quedaron repartidos en el lugar consecuencia de la extracción de la cantera. Sin apenas intervenir en ellos, Manrique los transformó en esculturas naturales.

Y ¿Qué decir de los cactus? ¿Existen plantas más fascinantes que estas? Su gran número de variedades, formas, su exotismo y su belleza te hechizará mientras recorres los caminos del Jardín.

En un lateral del espacio central, sorprende la forma de la tienda, una estructura de planta circular que reproduce los taros, refugios de piedra en los que se refugiaban antiguamente los pastores de la isla.

La tienda del Jardín de Cactus

Al fondo, y elevado, el restaurante, con una terraza desde la que tenemos otra preciosa perspectiva.

No olvides visitar su interior porque es en él donde se reconoce con más fuerza el lenguaje del artista. Imaginativos detalles ornamentales, piezas de mobiliario, la madera, el vidrio, las constantes referencias al mar, la reutilización de materiales, una escalera helicoidal con una espectacular escultura hecha de boyas de cristal y varillas metálicas… sin duda mi espacio favorito dentro del Jardín de Cactus.

Escalera y escultura del restaurante

Sobre el restaurante, en una terraza superior, el molino, a cuyo interior se puede acceder. Uno de los pocos molinos tradicionales de millo que se conservan en Lanzarote de los muchos que había en el pasado para aprovechar el viento, tan presente en la climatología de la isla.

Restaurante y molino del Jardín de Cactus

Antes de abandonar el Jardín de Cactus, ve al baño, y no es que me ponga en plan madre protectora, es porque en ellos también vas a encontrarte con el genio creador de César Manrique, que los concibió como auténticas obras de arte.

Los baños que el artista diseñó en los CACT de Lanzarote y en especial los dos pares del Jardín de Cactus son funcionales, sorprendentes, imaginativos y con un punto de humor. No podrás resistir hacerte una foto en ellos.

Cómo visitar los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote

Todos los Centros, excepto el Museo del Campesino que es gratuito, se visitan pagando una entrada cuyo precio depende del centro. Puedes ver en la siguiente tabla el precio de la entrada ordinaria de cada uno de ellos:

CENTROEntrada ordinaria
Jameos del Agua10 €
Cueva de los Verdes10 €
Mirador del Río5 €
Montañas de Fuego – Timanfaya12 €
Jardín de Cactus6,50 €
Castillo de San José4 €
Casa Monumento del CampesinoGratuito
Precios en septiembre de 2022. Recomiendo visitar www.cactlanzarote.com antes de la visita para actualizar información

Puedes adquirir tu entrada online en www.cactlanzarote.com siendo válida para los 6 meses siguientes a partir de la fecha de emisión o directamente en la taquilla de cada centro. Se accede sin reserva de día y hora.

La entrada online no da prioridad de entrada, al llegar hay que hacer una fila única y el acceso es por orden de llegada.

Si lo compras online, no es necesario que lo imprimas, basta con que muestres el código QR desde tu teléfono en la taquilla.

La entrada es gratuita para niños hasta 6 años y reducida para niños de 7 a 12 años, disponibles en la taquilla y también online. También hay tarifas reducidas para discapacitados (30% de descuento sobre la entrada individual), residentes canarios (20% de descuento sobre la entrada individual) y residentes en Lanzarote (tarifa especial según el centro) pero en estos casos sólo se pueden adquirir en taquilla.

Existen bonos con los que ahorrar un pellizco en el precio de las entradas. No todos los bonos permiten escoger entre todos los centros, en la siguiente tabla puedes ver las tarifas y planificar los centros que quieres o puedes visitar en tu estancia, escogiendo la opción más ventajosa para ti.

TIPOS DE BONOSPrecio bono de adulto *
BONO VISITA 3 CENTROS: Dos centros a elegir entre Montañas del Fuego, Jameos del Agua y/o Cueva de los Verdes. Y un centro a elegir entre Mirador del Río y Jardín de Cactus23,50 €
BONO VISITA 4 CENTROS: Incluye la visita a Montañas del Fuego, Jameos del Agua y Cueva de los Verdes. Y un centro a elegir entre Mirador del Río o Jardín de Cactus29 €
BONO VISITA 6 CENTROS: Acceso a los 6 centros CACT (Montañas del Fuego, Jameos del Agua, Cueva de los Verdes, Mirador del Río, Jardín de Cactus y Castillo de San José)35 €
Precios en septiembre de 2022. Recomiendo visitar www.cactlanzarote.com antes de la visita para actualizar información y conocer el precio de los bonos para niños

No existen bonos reducidos para discapacitados, residentes canarios o residentes en Lanzarote, estas personas sólo tienen reducción en las entradas sueltas.

En la tabla no he incluido el precio de los bonos para niños de 7 a 12 años, pero recuerda que los hay.

En este artículo, he querido aportar esta información para que tengas una primera orientación sobre lo que supone, económicamente hablando, la visita a los Centros de Arte y Cultura de Lanzarote, pero para tener la información actualizada siempre es mejor acudir a la web oficial que te enlazo aquí www.cactlanzarote.com

Dicho esto, debes saber que hay otra forma de conocer alguno de estos centros, las Experiencias Insólitas de las que te voy a hablar a continuación.

Las Experiencias Insólitas de los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote

Uno de los pequeños lujos que nos permitimos en nuestro último viaje a Lanzarote fue disfrutar de una de las Experiencias Insólitas que ofrecen los Centros de Arte, Cultura y Turismo. Se trata de experiencias que permiten descubrir nuevos aspectos y rincones de las obras de César Manrique.

El precio es bastante superior al de una entrada normal, pero lo que ofrecen también es distinto.

Puedes consulta la oferta para el día de tu viaje aquí cactlanzarote.com También encontrarás los horarios, en qué consisten y, si lo deseas, podrás hacer la reserva.

A día de hoy, las Experiencias Insólitas existentes y su precio son:

  • Jardín de Cactus. Experiencia Insólita 30,00 € por persona
  • Montañas del Fuego. Experiencia Insólita 38,00 € por persona
  • Jameos del Agua. Experiencia Insólita 35,00 € por persona
  • Noches de Jameos A partir de 55,00 €

Experiencia Insólita en el Jardín de Cactus de Lanzarote

Vista del Jardín de Cactus desde la terraza del restaurante

Nosotros esta vez nos decantamos por la Experiencia Insólita del Jardín de Cactus, aunque hubiéramos hecho todas si nuestra economía nos lo permitiera. Seguro que en nuestra próxima visita a Lanzarote probaremos otra.

Era la segunda vez que yo visitaba el Jardín de Cactus, pero la vez anterior lo hice por libre. A diferencia de otros centros como, por ejemplo, la Cueva de los Verdes, el Jardín no se visita con guía y aquella primera vez me fascinó el lugar, pero me fui con la sensación de haberme perdido mucha información interesante.

Confieso que adoro los cactus y esto ya me parecía una razón suficiente para a priori apostar por esta Experiencia Insólita, pero lo que recibí fue mucho más de lo esperado.

No os quiero desvelar los secretillos y detalles que aprendimos sobre el Jardín de Cactus para que vosotros también os llevéis la sorpresa, sólo os voy a contar un poco en qué consiste para que valoréis si hacerla o no.

En la puerta nos recibió nuestra guía, Abigail Curbelo, una persona encantadora que tuvo mucho que ver para que saliéramos fascinados de la experiencia.

Desde la cercanía y el conocimiento de una persona de la tierra, Abigail nos guió por todos los rincones, enseñándonos a mirar el Jardín desde todas sus perspectivas, algo muy propio de César Manrique.

El recorrido es perfecto para no perderse nada y fuimos parando y fijándonos en multitud de detalles que no hubiéramos visto por nosotros mismos.

El primer cactus que se plantó en el Jardín de Cactus de Lanzarote

Aprendimos un montón de cosas interesantes sobre los cactus del Jardín, pero también sobre la intervención de César Manrique: ¿Sabías que los pescadores usaban las duras púas de algunos cactus para coser las redes? ¿Sabes cual fue el primer cactus que el mismo César Manrique plantó en el Jardín? ¿Podrías encontrar simbolismos y objetos ocultos en los dibujos de los baños del Jardín? ¿Qué cactus es conocido como el asiento de la suegra? Para responder a estas preguntas y muchas más tendrás que atreverte a vivir la Experiencia.

Para terminar, está incluida una degustación de 4 pequeñas tapas de productos locales en la terraza del restaurante. En nuestro caso fueron unas garbanzas, gofio con pasas y nueces, queso canario y una croqueta de mozzarella y cactus. ¡Ah! y la bebida que quieras, por supuesto nosotros pedimos una Tropical.

Finalmente, un helado de cactus, que tengo que decir que estaba espectacular.

Según la información, la experiencia dura una hora, pero la realidad es que, con la degustación se alarga algo más, de hecho te puedes quedar en el restaurante el rato que quieras y disfrutar de una vista espectacular del Jardín de Cactus.

Como habrás deducido por mis palabras, nos encantó la experiencia, una de las visitas que más disfrutamos en Lanzarote, que repetiríamos con los ojos cerrados y que recomendamos absolutamente.

Ya sabes que, en nuestros viajes, escogemos muy bien dónde gastar el dinero y, aunque a priori el precio de 30 € puede parecer caro respecto a los 6,50 € de la entrada ordinaria, tengo que decir que están absolutamente justificados. Piénsalo: resta el precio de la entrada, el precio de las tapas, la cerveza, el helado y el de una visita guiada ¿Qué te parece ahora?

Antes de viajar a Lanzarote, buscando información sobre el Jardín de Cactus leí una reseña que decía lo siguiente: «Una visita totalmente prescindible, sólo hay cactus» Al respecto, me viene a cabeza la siguiente frase que pronunció César Manrique:

“En los viajes, la cultura se nos brinda de una manera fácil y natural, pero hay un fenómeno que tenemos la obligación de difundir que es sencillamente enseñar a VER ya que el hombre tiene una infinita capacidad de adaptación y de información, para que pueda sentir el enorme gozo del análisis en la totalidad de las cosas y no pasarse la vida mirando sin enterarse por no saber ver”

César Manrique
A %d blogueros les gusta esto: