COMARCA DEL ARANDA, PLANES VIAJEROS CERCA DE ZARAGOZA

Pueblos, tesoros arquitectónicos y senderismo a través de un bono turístico

  1. Qué saber antes de viajar a la Comarca del Aranda
  2. Día 1: Mesones de Isuela, Tierga, Trasobares, Calcena y Purujosa
  3. Día 2: Jarque de Moncayo, corredor verde del Aranda y Brea de Aragón
  4. Día 3: Illueca y Gotor
  5. Más planes en la Comarca del Aranda

Qué saber antes de viajar a la Comarca del Aranda

La Comarca del Aranda se encuentra en el límite occidental de la provincia de Zaragoza, a una hora de la capital, y ofrece muchas posibilidades de excursiones para todos los gustos.

Está atravesada por dos ríos, el Aranda, del que toma su nombre, y el Isuela y salpicada de pueblos con distintos puntos de interés y monumentos de primer orden. El patrimonio natural termina de completar el plan, con un corredor verde junto al río Aranda y parte de su territorio dentro del Parque Natural del Moncayo, entre otros atractivos.

Hay varias formas de conocer esta comarca: puedes optar por alojarte en alguna de las casas rurales o apartamentos turísticos de la zona y moverte por ella durante varios días seguidos o, como en nuestro caso, por su cercanía, puedes hacer escapadas de ida y vuelta en el día desde Zaragoza.

Una buena idea es hacerse con el Bono Turístico que ofrece el Servicio Comarcal de Turismo del Aranda. Se trata de un ticket sin caducidad que permite la visita guiada a siete centros o monumentos por el precio total de 10 € el bono general y 8 € el reducido. Si lo prefieres, puedes pagar la entrada individual de cada lugar.

Los lugares de interés incluidos en el bono son:

  • Museo del Calzado de Brea de Aragón
  • Convento de la Consolación de Gotor
  • Castillo del Papa Luna de Illueca
  • Centro de Interpretación de la Naturaleza «El Guayén» de Jarque
  • Castillo de Mesones de Isuela
  • Museo de Agricultura Tradicional de Oseja
  • Centro de exposición de la cultura celtíbera de Aranda de Moncayo

En este enlace puedes consultar los lugares y horarios, pero es conveniente llamar algún día antes para asegurarte de que la información está actualizada y reservar para garantizarte plaza. Los días y horas de visita aumentan en verano y hay lugares con horario de mañana y otros de tarde, por lo que, si te organizas bien, puedes visitar varios monumentos cercanos un mismo día, incluso completarlo con alguna ruta senderista para pasar un día perfecto.

En el artículo te contaré cómo las organizamos nosotros en tres días de ruta en coche, aunque en el momento que escribo todavía nos falta visitar el Museo de Agricultura Tradicional y el Centro de exposición de la cultura celtíbera. Por lo que nos han dicho, este último de momento está cerrado por ampliación.

Nosotros compramos el bono en el Castillo de Mesones de Isuela, que fue el primer lugar que visitamos, y nos lo fueron sellando conforme completamos las visitas y ¡recuerda! no caduca.

Te darán toda la información necesaria en:

Servicio Comarcal de Turismo del Aranda. Tel: 976 54 80 90 – cultura-turismo@comarcadelaranda.com www.comarcadelaranda.com.
Información Turística Comarcal 626 345 202 – infoturismo@comarcadelaranda.com

A mí siempre me informaron fenomenal y resolvieron todas mis dudas.

Nuestros bonos turísticos de la Comarca del Aranda

Día 1: Mesones de Isuela, Tierga, Trasobares, Calcena y Purujosa

El día de hoy lo pasaremos remontando el cauce del río Isuela y conociendo los pueblos que nos iremos encontrando a su vera. Quizás sea el más intenso de las tres jornadas, con una visita guiada, cinco pueblos preciosos y un paraje natural donde comer o descansar.

Mesones de Isuela

Mesones de Isuela con su Castillo en lo alto

Cuando te vas acercando a Mesones de Isuela, sorprende la imponente imagen de su castillo, una de las fortalezas mejor conservadas de Aragón.

Por su exterior, parece casi un castillo de cuento, con sus seis torreones circulares visibles desde la lejanía, pero su interior sorprende mucho más. Toca sellar por primera vez el Bono Turístico y seguir las interesantes explicaciones de la guía.

Interior del Castillo de Mesones de Isuela

Este castillo lo mandó edificar en 1370 Don Lope Fernández de Luna, arzobispo de Zaragoza, y, a su muerte, las obras quedaron inconclusas y así es como ha llegado hasta nuestros días. En él se combinan las funciones de fortaleza militar y residencia nobiliaria. Fue declarado Monumento Nacional en 1931.

Todo el recinto es muy interesante, pero la mayor joya que alberga el Castillo es la Ermita de la Virgen de los Ángeles, en el interior de uno de los torreones de la fortaleza, con una espectacular techumbre mudéjar realizada con tablas de madera policromada en la que se representan ángeles con vestidos de diferentes colores y a Nuestra Señora de los Ángeles.

Bajo la capilla hay una cripta destinada a albergar los restos de los señores del castillo, por lo que esos ángeles serían su acompañamiento perfecto para la eternidad.

Castillo de Mesones de Isuela

Cuando termine la visita, echa un vistazo a la localidad de Mesones, está literalmente a tus pies ¿No te parece que tiene forma de guitarra? Como siempre recomendamos, toca descender por sus calles para descubrir sus rincones antes de seguir nuestro camino en coche hacia la siguiente localidad.

Tierga

Vista de Tierga al llegar a la localidad

Camino de Tierga hay un momento que la tierra se vuelve increíblemente roja, incluso la carretera tiene rastros de polvo marrón rojizo intenso. La razón es que en las proximidades del pueblo hay minas de óxido de hierro ya conocidas en época romana. En la actualidad una empresa las explota desde hace ya más de 100 años.

Las latas de Coca-Cola, la pintura de la Torre Eiffel o el suelo del patio del Palacio de Buckingham, donde se hace el célebre cambio de guardia, tienen algo en común están coloreados con pigmento rojo aragonés extraído de la mina de Santa Rosa, situada en Tierga. Curioso ¿verdad?

Fachada de la Iglesia de San Juan Bautista de Tierga

Si, como en nuestro caso, llegas desde Mesones, Tierga aparecerá ante ti como colgado en el abismo sobre la ladera de la montaña. Toca aparcar y subir poco a poco por las escarpadas calles hasta la plaza mirador que se abre delante de la fachada de la Iglesia de San Juan Bautista y admirar su portada renacentista y su galería mirando al valle.

Si algo nos cautivó fue su preciosa torre mudéjar, te recomiendo rodear la iglesia, te toparás con perspectivas realmente preciosas de ella.

Trasobares

Diez minutos en coche separan Tierga de Trasobares, nuestro próximo destino. La carretera se vuelve más sinuosa y con más vegetación y, en algún momento, ya tenemos vistas del Moncayo.

Lo realmente curioso de Trasobares es que su desarrollo se debe al establecimiento de un monasterio femenino de la Orden cisterciense en 1168 y realmente encontrarás su huella en la población. El arco de acceso a la población es la antigua portada del convento, la parroquial de la Asunción era la iglesia del mismo, el muro que cierra la villa era el propio del monasterio, etc.

Es la población que vimos un poco más descuidada y nos fuimos con la sensación de que tienen un interesante tesoro que no pueden o no han explotado aún.

Calcena

Ponemos rumbo a Calcena, pero ya vamos teniendo hambre. Nosotros hoy hemos traído bocadillos, es un día de primavera con un tiempo espectacular y conocemos un oasis para comer y disfrutar de un rato de descanso estupendo.

A unos diez minutos de Trasobares dirección Calcena encontramos el Salto del Batán. Deberás estar atento a la carretera (aunque no irás muy rápido porque cada vez es más sinuosa) y, antes de una curva, en el lado izquierdo de la carretera se abre un pequeño parking para cuatro o cinco coches, donde puedes aparcar. Sabrás que estás en el sitio correcto porque hay un panel de Senderos Turísticos de Aragón donde se explica el paraje.

Salto del Batán, Calcena

Desde este punto, por un corto sendero llegaremos a una zona preciosa donde el río Isuela forma pozas y cae por bonitas cascadas. El nombre recuerda que en este lugar debió existir un batán, el lugar donde tradicionalmente se compactaban y desengrasaban los paños de lana.

Otro atractivo es un antiguo puente que, durante siglos, permitía salvar el cauce del Isuela para acceder al molino harinero conocido como de los Pozos Altos cuyos restos aún se conservan.

Puente del salto del Batán, Calcena

Tras el merecido descanso, seguimos la carretera hasta Calcena, el paisaje nos recuerda que estamos en la llamada «cara oculta del Moncayo», la menos conocida.

Sus calles estrechas y empinadas recuerdan su pasado musulmán y te llevarán hasta la Colegiata de la Virgen de los Reyes, impresionante edificio renacentista con un precioso interior y una magnífica torre mudéjar.

Purujosa

Y llegando ya a la cabecera del río Isuela, aparece ante nuestros ojos Purujosa y lo primero que nos sorprende es su emplazamiento, entre un mar de montañas y con sus casas encaramadas en las rocas.

Llegando a Purujosa

Las calles se adaptan al terreno y están llenas de escaleras y recovecos. Quizá hayas escuchado la historia de Purujosa y el Libro Guinness de los récords y es que en él figura como la localidad más pequeña del mundo (35 habitantes) con semáforo. Su instalación fue la única forma de circular con seguridad por la calle principal del municipio, estrecha y plagada de curvas que dificultaban la visibilidad.

Las casas tienen gruesos muros de piedra, poca altura y pequeñas ventanas para protegerse del frío. Ni siquiera la Iglesia parroquial del Salvador destaca mucho sobre ellas. En el interior de su recinto hay un cementerio con un encanto especial.

Purujosa, con su Iglesia parroquial del Salvador

Pero, además, el precioso entorno de Purujosa te ofrece la posibilidad de realizar un montón de actividades al aire libre como rutas senderistas o en bicicleta. La localidad pertenece ya al Parque Natural del Moncayo con las posibilidades que ofrece.

Las muelas desde el Mirador de Purujosa

Hoy no tenemos tiempo de mucho más, pero antes de marchar hay que acercarse hasta la Ermita de Constantín, junto a la localidad.

No es necesario que cojas el coche, se puede llegar andando fácilmente siguiendo la Calle la Virgen, con un último tramo con barandilla metálica.

Sus cimientos están en la propia roca y su denominación se debe a un acontecimiento mítico y curioso, nada menos que la visita del emperador Constantino el grande en el siglo IV, quien se erigió en protector de la Ermita y dio limosna para su construcción.

Ermita de Constantín en Purujosa

Día 2: Jarque de Moncayo, corredor verde del Aranda y Brea de Aragón

Hoy sellaremos nada más y nada menos que tres casillas de nuestro bono turístico pero, además, disfrutaremos de la naturaleza en un agradable paseo junto al río Aranda.

Jarque de Moncayo

Exterior del Castillo de Jarque de Moncayo

Empezamos por la localidad de Jarque de Moncayo, donde hemos quedado con la guía para visitar en primer lugar el Centro de Interpretación de la Naturaleza el Guayén. Aprenderás muchas cosas sobre la flora y la fauna de la zona y hará las delicias de los más pequeños de la casa.

Con la misma guía, y cogiendo los vehículos propios, nos trasladamos hasta el Castillo de Jarque de Moncayo para aprender cosas muy interesantes con sus explicaciones, a pesar de que su aspecto pueda hacernos pensar lo contrario.

Sus muros de piedra sufrieron múltiples batallas desde que se levantó, allá por el siglo XIV, para sustituir una fortaleza musulmana anterior. Su construcción es atribuida a don Lope Fernández de Luna.

Castillo de Jarque de Moncayo

Senda Fluvial del Aranda

Corredor verde del Aranda

En mi opinión, uno de los grandes atractivos que tiene esta comarca es este paseo acondicionado por la ribera del río Aranda que une los pueblos de Jarque de Moncayo, Gotor, Illueca y Brea de Aragón. Si lo realizamos completo, tiene una distancia de 9 km. que se pueden hacer en 2 horas y 15 minutos, pero hay que tener en cuenta que es lineal y, si no tenemos coche de apoyo, nos tocará recorrer la misma distancia de vuelta.

Para hacerlo desde aquí, solo tienes que descender junto al río, visible desde la carretera que llega al pueblo. Junto al inicio, hay una extensa zona de picnic con mesas y bancos de madera. Nosotros aprovecharemos el camino para hacer un picnic junto al río.

Es un paseo precioso, con el encanto del agua, que nos acompaña en todo momento, totalmente llano y, por ello, apto para todas las edades y condiciones físicas, sólo hay que adaptar la distancia a nuestras ganas o tiempo.

Vista de Jarque de Moncayo desde el inicio de la senda fluvial

Nosotros hoy vamos a hacer el tramo de ida y vuelta entre Jarque de Moncayo (donde está el kilómetro 0) y Gotor, algo menos de 6 km., pero volveremos, queremos disfrutarlo en las distintas estaciones e ir descubriendo sus novedades ya que el plan es convertirlo en la senda fluvial más larga de España.

Este primer tramo se verá completado los próximos meses gracias a un proyecto que convertirá este recurso turístico en la senda fluvial más larga de España. A través de esta actuación, el recorrido se llevará hasta el embalse de Maidevera por la misma orilla del Aranda, desde ahí subirá hasta Pomer por el barranco de Valdepomer, que también aporta aguas a la fuente de Lagüen, el nacimiento del río Aranda. Cruzando hasta Purujosa a través del Pico del Águila, recorrerá también el Valle del Isuela, donde el río fluye por los territorios de Purujosa, Calcena, Trasobares, Tierga, Mesones y vuelve a conectar otra vez con Brea, trazando un total de 88 kilómetros.

Durante este recorrido confluirán diferentes atractivos de la zona como es la antigua calzada de Pomer, un camino que se construyó en época romana para el transporte de mercancías y que constituyó un importante flujo de comercio, dotando a la senda de un contexto histórico de gran interés.

El río Isuela es salvaje y bebe del Moncayo, no está regulado por un embalse ni tiene un flujo continuo como el Aranda, por lo que en época de deshielo la zona por donde fluye entre barrancos necesita de varias intervenciones para atravesarlo. En este sentido, se construirá un puente tibetano y una zona de pasarelas adosadas a las paredes rocosas con un componente de espectacularidad que funcionará de imán y promoción en redes sociales.

www.comarcadelaranda.com

Brea de Aragón

Tras regresar paseando a Jarque de Moncayo, cogemos el coche y nos dirigimos a Brea de Aragón. Tenemos la tercera reserva de hoy entre las visitas guiadas que ofrece la comarca, se trata del Museo del Calzado.

Este museo está ubicado en un edificio moderno y poco llamativo y lo encontrarás a la entrada del pueblo junto un amplio parking gratuito. La visita es muy interesante y en él aprenderemos el porqué de la tradición zapatera de la Comarca del Aranda.

Cuando terminemos, desde ese mismo punto nos podemos adentrar en el casco urbano de Brea para tomar algo o simplemente conocerlo.

Día 3: Illueca y Gotor

Por fin vamos a conocer Illueca, la capital de la Comarca del Aranda, importante enclave industrial centrado en el calzado. Hoy recorreremos pocos kilómetros, a poco mas de 3 está Gotor. En ambas localidades encontramos monumentos que podemos visitar a través del Bono Turístico.

Castillo-Palacio del Papa Luna en Illueca

Illueca

Hoy no hemos venido a comprar zapatos, hoy nuestro plan es diferente: hemos reservado visita guiada para conocer el Castillo-Palacio del Papa Luna, el hijo más ilustre de la localidad y el único Papa español de la historia.

El edificio está asentado sobre el espolón rocoso bajo el que se cobija el pueblo y es visible desde casi cualquier punto de la localidad.

En la visita guiada descubres la historia del edificio y los tesoros que aún conserva, así como la del propio Benedicto XIII, quien fue Papa en una época de cismas y fuertes conflictos en el seno de la Iglesia católica. Tremendamente entretenida, la visita combina las explicaciones con una exposición permanente que consta de montajes audiovisuales, espacios interactivos, proyecciones virtuales y autómatas.

El Castillo del Papa Luna alberga una de las Hospederías de la Red de Hospederías de Aragón (impulsadas por el Gobierno de Aragón), constituida por una serie de establecimientos hoteleros caracterizados por su singularidad y asentados en edificios de un especial interés patrimonial. Aunque suena muy bien, mi experiencia es que muchos de estos establecimientos han permanecido periodos más o menos largos cerrados o con dificultades para mantener una continuidad.

En la actualidad, la Hospedería del Papa Luna está cerrada, aunque las noticias dicen que está prevista su reapertura como hotel restaurante en primavera de este 2022, ojalá sea cierto.

Gotor

Convento de la Consolación de Gotor

La historia de Gotor está indudablemente unida al Convento Dominico de Nuestra Señora de la Consolación cuyo contundente volumen rojizo, por el color de la piedra de la zona, enseguida llamará tu atención.

Su origen lo encontramos en el siglo XVI y está abandonado desde la desamortización de Mendizábal a mediados del XIX. A pesar de su estado semiderruído, aún puede apreciarse lo grandioso que debió ser. Llaman especialmente la atención la iglesia y el claustro y conocemos su historia por la guía.

Si quieres comer, curiosamente el propio Convento tiene un restaurante en funcionamiento e incluso un albergue con 5 habitaciones. Se llama Carpe Diem y te lo enlazo porque puede ser una buena opción para comer en el día de hoy.

Más planes en la Comarca del Aranda

Nuestras aventuras por esta comarca no han terminado y espero contarlas próximamente.

Nos quedan pueblos por conocer como Aranda del Moncayo, Pomer, Sestrica y Viver de la Sierra. Aún tenemos que completar nuestro Bono Turístico con la visita al Museo de Agricultura Tradicional en Oseja y el Centro de exposición de la cultura celtíbera, cuando haya completado su reforma. Y, por supuesto, volveremos para disfrutar más paseos por el Corredor Verde del Aranda y del senderismo por el Parque Natural del Moncayo.

Si has llegado hasta aquí y he despertado tu interés por esta comarca de Aragón o quieres hacer alguna sugerencia, deja un comentario, me encanta saber que estás ahí.

A %d blogueros les gusta esto: